Cera tibia y fría: 
Técnica cómoda y fácil de usar que ofrece resultados duraderos, ya que arranca el vello de raíz. Consiste en la aplicación sobre la piel de tiras que se calientan ligeramente con las manos en el caso de la cera fría y en el caso de la cera tibia la cera se suele calentar de forma leve en un recipiente dentro del microondas. Estas técnicas de depilación son más beneficiosa para la piel, ya que el calor no incide directamente sobre la ella. Entre sus inconvenientes podemos destacar, que en ocasiones el vello no se arranque de raíz y se parta, por lo que la duración de sus resultados suele ser menor.

Cera caliente:
La cera caliente hace que el vello se debilite y vaya volviéndose más fino y débil, en cada depilación. Este método de depilación es duradera, pudiendo tener unas piernas suaves y sin vello hasta 3 semanas. Entre sus inconvenientes podemos destacar la posibilidad de producir rojeces y pequeñas quemaduras en la piel.


Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted