Los cuidados básicos para conseguir una piel limpia son la exfoliación, que elimina las células muertas e impurezas y la hidratación que mantiene la elasticidad y firmeza de la piel. 

Es ideal su aplicación en verano, así preparas la piel para tomar el sol y después del verano, para que la piel recobre su suavidad y luminosidad.

Existen diferentes tipos de tratamientos exfoliantes: miel cristalizada, naranjas dulces, chocolate fondeu, fresas salvajes, papaya sun y algas micronizadas. ¡Elije el tuyo!.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted